martes, 31 de marzo de 2015

Pantxineta



Ingredientes:

1 lámina de hojaldre rectangular
Crema pastelera
Almendra laminada
Azúcar glas
1 huevo batido

Para la crema pastelera:

500 ml de leche
40 g de harina
150 g de azúcar
1 rama de canela
1 vaina de vainilla
2 huevos enteros
Un gajo de piel de limón

Preparación:

Hacemos la crema pastelera de la siguiente manera.
En un cazo vertemos la mitad de la leche, junto a la vainilla, la canela en rama y la piel de limón. La ponemos a calentar.
En un bol mezclamos los huevos con el azúcar y removemos hasta blanquear. Añadimos la harina y vamos removiendo hasta integrar y conseguir una masa homogénea sin grumos.
Cuando la leche del cazo comience a hervir, retiramos del fuego y añadimos la masa del bol. Removemos bien y ponemos de nuevo el cazo a fuego lento. 
Vamos añadiendo el resto de la leche, en tandas, mientras removemos sin parar para que no se nos pegue. 
Apartamos del fuego y reservamos hasta que se enfríe.

Sacamos la masa de hojaldre y la cortamos en dos mitades iguales. Sobre una de ellas, extendemos la crema pastelera dejando un centímetro aproximadamente por todos los bordes, libre de crema, el cual pincelaremos con el huevo batido. Cogemos la otra mitad que usaremos de tapa, haciendo que se solapen los bordes. Con un tenedor cerramos los bordes y pintamos con el resto de huevo batido toda la superficie de nuestra tarta. Por encima echamos la almendra laminada.
Metemos al horno a 180º, con calor arriba y abajo durante 30 minutos o hasta que veamos que empieza a dorarse la superficie y la almendra.

Una vez tibia, espolvoreamos por encima azúcar glas. Está deliciosa templada.


2 comentarios:

  1. Hummm... un postre típico de mi tierra, y qué sencillo y bueno que está! Cómo te va todo? que apenas se te ve por el Instagram... Besitos guapa.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola Cristina! Pero qué alegría verte por aquí... Bueno, dejé el ig por una temporadita, aún no han vuelto las ganas de cocinar cosas bonitas y compartirlas... pero estoy bien, haciendo otras cosas sencillas que también me satisfacen mucho. Mato el gusanillo con el face, a ratos, te acabo de pinchar y así veo tus maravillosas creaciones y las espectaculares fotos de tu chico. Un besito, amiga, ¡gracias por todo!

      Eliminar