sábado, 8 de noviembre de 2014

Quiche de bacon y queso


Ingredientes:
1 lámina de hojaldre
1 cebolla dulce pequeña
1 paquete de bacon en lonchas
200 ml de nata para cocinar
1/2 tarrina de queso crema
100 g de quesos rallados variados
3 huevos
sal, pimienta molida, nuez moscada y orégano
8 tomates cherry

Preparación: 
En una sartén con poco aceite, rehogamos el bacon cortado en tiras finas y cuando comience a dorarse, añadimos aceite y sofreímos la cebolla picada finamente hasta que esté transparente. Reservamos.
Desdoblamos la lámina de hojaldre y, con el mismo papel en el que viene envuelta, cubrimos el molde. Apretamos la masa al molde incidiendo en los extremos junto a la pared, de manera que la masa sobresalga por arriba, recubriendo un poco el borde. Con un tenedor pinchamos toda la masa.
Pincelamos el hojaldre con uno de los huevos batido. Lo que sobre del huevo lo batimos con los otros dos, la nata líquida y el queso crema. Añadimos sal, nuez moscada y pimienta molida, al gusto.
Disponemos por encima del hojaldre el bacon y la cebolla y vertemos con cuidado la mezcla líquida. Echamos el queso por la superficie y colocamos los tomates cherry partidos por la mitad y hacia arriba. Espolvoreamos orégano por encima.
Horneamos en la posición 1 o más baja del horno, a 200º-220º y durante aproximadamente unos 40 minutos. Sabremos si está cocida si al pincharla con un palillo, éste sale completamente limpio.

Notas:

Para estas cantidades, yo utilizo un molde redondo desmontable de 28 cm de diámetro.
El bacon se puede sustituir o mezclar con jamón york. De esta manera, es más suave y a los niños les encanta.
Pintar el hojaldre con el huevo es un truco para sellar la masa, ya que debido a que se empapa con el líquido, podría quedarse cruda. 
Está igualmente buena templada como a temperatura ambiente, aunque podéis calentarla unos segundos en el micro y sabrá como a recién hecha.


Música: Prayer in C, de Lilly Wood & The Prick and Robin Schulz


No hay comentarios:

Publicar un comentario