lunes, 12 de diciembre de 2016

Bombón de calabaza especiada y coco

Ingredientes para 6-8 unidades:

1 rodaja gruesa de calabaza
Coco rallado
8 cuadros de chocolate postres para fundir
Mantequilla
Nata para montar
Azúcar moreno
Pimienta molida
Jengibre raíz
Canela molida
½ rama de vainilla
½ rama de canela

Preparación:

En un bol para microondas ponemos la calabaza cortada a dados. Espolvoreamos unas cucharadas de azúcar moreno, canela, una pizca de pimienta molida, jengibre rallado y las ramas de vainilla y canela. Cocinamos tapado a máxima potencia durante aproximadamente 5 minutos. Abrimos y comprobamos la cocción a los 3 minutos. Aplastamos la calabaza con un tenedor. Dejamos enfriar.

En un bol para microondas ponemos el chocolate en onzas con una cucharada de mantequilla y nata. Ponemos 1 minuto pero abrimos antes de que acabe el tiempo para terminar de deshacer el chocolate con el calor residual.

Necesitamos un molde de silicona. En cada hueco del molde ponemos una cucharada de chocolate y lo cubrimos completamente por el fondo y paredes. Ponemos a enfriar en la nevera una media hora.

Puede ocurrir que el chocolate se haya escurrido y quede alguna zona del hueco sin cubrir. Volvemos a pincelar la zona y metemos de nuevo a enfriar en la nevera.

En un vaso, medimos la misma cantidad de confitura de calabaza que de coco y mezclamos. Rellenamos con esta mezcla el molde cubierto con el chocolate ya frío. Ahora debemos cerrar el bombón por su parte superior y para ello necesitamos que el chocolate esté fluido. Si se ha endurecido, volvemos a calentar unos segundos en el microondas. Cubrimos de chocolate hasta el borde del molde, a ras.

Metemos el molde en la nevera y dejamos enfriar unas horas. Será muy fácil desmoldar, ejerciendo una leve presión en la silicona hacia fuera.

Notas:

Podemos aromatizar el chocolate con un chorrito de licor de cerezas u otro.


Para decorar, espolvoreamos una pizca de coco o escamas de sal y clavamos una pipa de calabaza como en la foto.


domingo, 4 de diciembre de 2016

Tiramisú de Baileys

Ingredientes:

250 g de queso mascarpone
50 g de azúcar
2 yemas de huevo
1 clara de huevo
6 bizcochos soletilla
1 taza de café con un chorrito de Baileys
Cacao en polvo

Preparación:
En un bol blanqueamos las dos yemas de huevo con el azúcar. Añadimos el queso mascarpone y removemos hasta que nos quede una crema fina sin grumos. En otro bol, levantamos la clara de huevo a punto de nieve. Mezclamos el merengue a lo anterior sin batir, con movimientos envolventes para que quede como una mousse.

Mezclamos la taza de café frío con el licor. Mojamos los bizcochos en esta mezcla y adaptamos la forma al recipiente, ya sean vasos o copas. Añadimos dos o tres cucharadas de la crema de queso y montamos una segunda capa con los bizcochos y la crema.
Dejamos enfriar en la nevera un mínimo de 5 horas.
Notas:

Es un dulce que conviene hacerlo de un día para otro pues gana con las horas de enfriado.
Cuando sacamos las copas del frigorífico, las acabamos de decorar espolvoreando cacao en polvo, ayudándonos con un colador de los de agujero fino y dándole suaves golpecitos. Podemos coronar las copas o vasos con algún fruto rojo y una hojita de menta, un canutillo de oblea o un corazón de chocolate, como en las fotos.




miércoles, 23 de noviembre de 2016

Tarta quebrada de frambuesas y fresas

Ingredientes:

300 g de harina
100 g de almendra molida
110 g de mantequilla de calidad
½ c/c de sal
2 yemas de huevo
100 g de azúcar glas
100 ml de agua helada

Para el relleno:
125 g de frambuesas
250 g de fresas
1 mandarina
1 c/s de licor de cereza o Amaretto
75 g de azúcar
½ rama de canela
½ rama de vainilla
1 c/s de maicena

Preparación:

Empezamos con la masa quebrada. Mezclamos en un bol la harina, la almendra, la sal y la mantequilla recién sacada de la nevera y cortada en dados. Desmigamos con las manos y en toques rápidos para que no se caliente demasiado la mantequilla. Agregamos las yemas y el agua helada, poco a poco y la cantidad necesaria para que la masa cohesione sin volverse pegajosa. Formamos una bola y la envolvemos en film transparente. Reservamos en nevera hasta el día siguiente.

Para hacer el relleno ponemos al fuego las fresas lavadas, las frambuesas, el zumo de la mandarina, ambas ramas, el licor y el azúcar. Una vez hierve, bajamos el fuego al mínimo y dejamos que las frutas saquen su jugo. Unos 15 minutos serán suficientes. Colamos parte de ese jugo y disolvemos en él la maicena. Incorporamos la maicena ya disuelta y sin grumos a la sartén con el resto. Removemos. Veremos que la salsa adquiere consistencia, dejamos unos minutos más hasta que hierva y apagamos el fuego. Reservamos en nevera hasta el día siguiente.

Sacamos la bola de masa de la nevera y dividimos en dos, una parte ligeramente más grande que la otra. La pequeña la volvemos a meter en la nevera. Extendemos la masa más grande entre dos papeles de horno con ayuda de un rodillo. Está muy fría y muestra resistencia. Tendremos que ir aplastándola poco a poco hasta dejarla de aproximadamente medio centímetro de grosor y cubra la base del recipiente. Con ayuda del papel la depositamos sobre el molde y cubrimos fondo y paredes.

Quitamos del relleno las ramas de canela y vainilla. Vertemos el relleno y lo extendemos por toda la base. Metemos el recipiente en la nevera y sacamos el resto de la masa. Hacemos lo mismo que con la otra. Cubrimos el relleno, presionando fuertemente los bordes de manera que queden bien sellados. Hacemos como unos cortes sobre la superficie sin llegar a rasgar la masa.

La horneamos en la posición 2 del horno a 180º durante 45 minutos aproximadamente.

Notas:

No os voy a engañar. No es una tarta rápida. Tenemos que tener en cuenta que la masa es totalmente a mano y que requiere rapidez y temperatura baja para que nos quede lo más crujiente posible. Tampoco beneficia el hacerla en dos días. Pero el resultado es espectacular. La masa, con todo el sabor de la mantequilla. Y el relleno, a medio camino entre un coulis y una mermelada especiada con la acidez de los frutos rojos.

Estas cantidades son para un molde circular de 24 centímetros.

Degustarla templada es un placer añadido.



domingo, 13 de noviembre de 2016

Tortitas o pancakes



Ingredientes para 8 unidades aproximadamente:

2 huevos
50 g de azúcar
50 g de mantequilla
1 c/p de esencia de vainilla
250 ml de leche
200 g de harina
3 c/c de levadura Royal
1 pizca de sal

Para el coulis de frutos rojos:

un puñadito de frambuesas
un puñadito de arándanos
medio limón
azúcar 

Para la salsa de chocolate:

1/3 pastilla de chocolate postres
50 g de mantequilla

Preparación:

Separamos las claras de las yemas. Blanqueamos las yemas con el azúcar. Fundimos en el microondas la mantequilla sin que llegue a calentarse demasiado. La añadimos a lo anterior sin parar de remover.
Añadimos la leche, una pizca de sal y la vainilla. Mezclamos la harina con la levadura y la integramos a la masa deshaciendo los grumos.
Levantamos las claras a punto de nieve y las añadimos a lo anterior mediante movimientos envolventes.
Dejamos reposar en nevera durante unos 20 minutos.

En una sartén antiadherente y pequeña, deshacemos un poco de mantequilla y vertemos un cucharón de la masa, procurando que quede con forma redondita. En cuanto veamos que salen unas burbujitas en la superficie, le damos la vuelta y dejamos unos dos minutos más por ese lado.

Para el coulis de frutos rojos, ponemos en una sartén los arándanos, las frambuesas, el zumo de medio limón y unas cucharadas de azúcar y removemos con una cuchara de madera. Los frutos rojos irán deshaciéndose con el calor. Dependiendo de cómo queramos la salsa de espesa, añadiremos más o menos agua a tandas.

Para la salsa de chocolate, troceamos las onzas en un recipiente para microondas y añadimos la mantequilla. Lo vamos fundiendo a intervalos pequeños de tiempo, deshaciendo por completo con el calor residual. 

Notas: 

Podemos comer las tortitas templadas o frías, con miel, chocolate, crema de cacao, mermeladas, frutas, nueces… o lo que se os ocurra.
Es una masa que aunque a simple vista pueda parecer pesada no lo es porque es muy esponjosa. También admite combinarla con alimentos salados.


viernes, 11 de noviembre de 2016

Galette de pollo y besamel

Ingredientes para 4 personas:

1 lámina de hojaldre redonda
1 muslo y 1 contramuslo grandes de pollo
Sal y pimienta
Harina
AOVE
300 ml de leche entera
200 ml de nata
1 cebolla
2 clavos de olor
Nuez moscada
1 huevo
Tomates Cherry
Queso curado

Preparación:

En una olla ponemos a calentar la leche, la nata y la cebolla con los clavos y una pizca de nuez moscada. Dejamos que hierva y bajamos el fuego durante unos 30 minutos.

Deshuesamos el pollo y cortamos la carne en dados. La salpimentamos y la sofreímos. Cuando esté dorada, sacamos y reservamos. En ese mismo aceite añadimos una cucharada sopera de harina y removemos sin parar para que no se nos queme. Cuanto más removamos, mejor sabor tendrá la salsa besamel.

Vertemos la leche hervida y colada, en tandas, a la vez que vamos removiendo. La salsa irá espesando y añadiremos más o menos leche según la textura que le queramos dar. Conviene que quede espesa porque es un hojaldre abierto y así evitamos que se vaya hacia los bordes. Apagamos el fuego y reservamos.

Desdoblamos el hojaldre y lo ponemos sobre la bandeja del horno, en el mismo papel en el que viene envuelto. Pinchamos toda la masa con un tenedor. Colocamos el relleno en el centro de la lámina y dejamos unos dos centímetros de borde libre. Justo donde acaba el relleno, cortamos unas láminas finas de queso y las colocamos por encima del relleno, siguiendo el círculo. Doblamos el borde hacia adentro, haciendo como unas ondas con los dedos. Pincelamos el borde con el huevo batido.

Colocamos unos tomates cherry por el centro partidos por la mitad.

Horneamos en la posición 3 del horno, a 190º y función adecuada para pasteles de hojaldre o, en su defecto, con calor arriba y abajo, durante 15 minutos aproximadamente o cuando veamos los bordes tostados.




miércoles, 2 de noviembre de 2016

Vasitos de mascarpone con Oreo

Ingredientes:

1 tarrina de queso mascarpone
1 paquete de galletas Oreo

Para la crema inglesa:
200 ml de leche
150 g de azúcar
3 yemas huevos L

Preparación:

Empezamos haciendo la crema inglesa. Ponemos las yemas en un bol junto al azúcar y blanqueamos hasta que doblen su volumen. Añadimos la leche a las yemas y removemos. Ponemos el bol al baño maría y calentamos hasta 85º C sin dejar de remover. Sacamos del fuego y reservamos.
Cuando se haya enfriado la crema, le añadimos el mascarpone a temperatura ambiente y mezclamos bien. Dejamos reposar unas horas en la nevera.

Abrimos varias Oreo, quitamos su relleno y troceamos las galletas, dentro de una bolsa de plástico y con la ayuda de un rodillo, de manera que se noten los trocitos, no trituradas.

Para el montaje del vaso, colocamos galleta triturada en el fondo, aproximadamente un centímetro y por encima la crema fría, bien con ayuda de una cuchara o con una manga pastelera y una boquilla grande. Colocamos una Oreo clavada a modo de decoración. También podemos espolvorear una pizca de canela o cacao en polvo.



jueves, 20 de octubre de 2016

Ensalada de bacalao y pimientos tricolor

Ingredientes:

3 pimientos de colores
Bacalao al punto de sal
1 tomate de ensalada
Frambuesas
AOVE y sal
Vinagre balsámico de frambuesa






Preparación:

Asamos los pimientos con un chorrito de aceite y sal a 180º durante unos 45 minutos. Dejamos atemperar y los pelamos. Los cortamos en tiras finas y los aliñamos con AOVE y sal, poca porque el bacalao ya la aporta.

Cortamos el tomate en rodajas finas y lo colocamos en la base del plato, con unas gotas de AOVE. Colocamos por encima las tiras de pimiento.


Desmigamos el bacalao con las manos y lo disponemos sobre las tiras de pimiento. Coronamos con unas frambuesas y regamos de nuevo con un buen aceite de oliva virgen extra, el jugo de los pimientos asados y vinagre balsámico.

Música: Come, de Jain

lunes, 17 de octubre de 2016

Nueva edición Ruta de Sabores Castellón


Degustando tapa en la pasada edición




Castellón tendrá un sabor especial en otoño. La popular y esperada Ruta Sabores Castellón vuelve a escena en la que será su sexta edición. A partir del próximo jueves 20 de octubre y hasta el 13 de noviembre, el tapeo está servido.

No obstante, la presentación en sociedad tendrá lugar mañana, a las 19.15 horas, en las instalaciones de Gasma, Centro Universitario de Managment Culinario de Castelló.

Con el lema Mil Sabores, una ciudad, un total de 57 establecimientos, seis de ellos en el Grao, participarán en esta nueva edición que va a más. La música será parte activa de la ruta gastronómica ya que habrá dos sesiones de conciertos, que tendrán lugar el 23 de octubre y el 3 de noviembre con grupos de Castellón, en la plaza de la Paz.

El comité gastronómico en esta edición esta formado por José Luis Hernández, gerente del Mercat Central Castellón; el gastrónomo Paco González; Julio Cano, autor y crítico gastronómico; Juanjo González, director de Onda Cero Castellón; Pedro Salas, chef del Restaurante Aqua; Luis Cerdà, presidente de la Asociación Enológica de Castellón; Miguel Barrera, chef del Restaurante Cal Paradís; Sergio Rodríguez, Nariz de Bronce Nacional; y Lorena Pardo, locutora de Onda Cero Castellón.

En esta presente edición, la organización ha prescindido del galardón otorgado en la pasada a la Tapa más bloguera, cuyo jurado estaba formado por 8 blogs participantes, entre ellos el mío, Algo se cuece. Una lástima.

El evento cuenta con el apoyo del Ayuntamiento de Castellón, la Diputación Provincial y Castellón Ruta de Sabor, así como la promoción de la Agencia Valenciana de Turismo, que lo incluirá en su agenda de propuestas para la próxima edición de Fitur. Además, Mediterráneo será el diario oficial de esta ruta gastronómica.

Fuente: El Periódico Mediterráneo

jueves, 13 de octubre de 2016

Milhojas rosa

Ingredientes:

1 lámina de hojaldre rectangular
Queso crema tipo Philadelphia
Remolacha cocida
1 huevo
Semillas de sésamo o amapola
Salmón ahumado o marinado

Preparación:

Cortamos la lámina de hojaldre en cuadrados regulares de aproximadamente 5x5 cm de lado.

Los apilamos de dos en dos sin apretar, dejando caer el de arriba, de manera que se solapen. Pincelamos el superior con el huevo batido y espolvoreamos las semillas.

Horneamos a 200º con calor circular o, en su defecto, arriba y abajo, a una altura intermedia y durante 15 minutos aproximadamente o hasta que veamos que el hojaldre se dora. La parte superior del hojaldre se habrá elevado de la inferior. Las separamos para poder rellenar.
En un bol mezclamos unas cucharadas de queso crema con unas cucharadas del líquido de la remolacha envasada. Damos vueltas y veremos cómo el queso empieza a teñirse. Añadimos más jugo de la remolacha dependiendo del tono rosado que queramos conseguir.
En una manga pastelera introducimos la mezcla. Reservamos unos 20 minutos en la nevera. Rellenamos los montaditos y colocamos encima una loncha fina del salmón, cortado de la misma medida que el hojaldre.