lunes, 27 de octubre de 2014

Morrones rellenos de tortilla de patata


Ingredientes:

4 pimientos morrones
2 huevos
3 patatas medianas
1 cebolla pequeña tierna
aceite de oliva y sal

Preparación:

Sofreímos las patatas y la cebolla como si fuéramos a hacer una tortilla de patata.
Añadimos los huevos batidos con un poco de sal. Mezclamos y reservamos.

Lavamos los pimientos, los salamos un poco y en un recipiente para microondas los cocemos durante 5-6 minutos, tapados con papel film a máxima potencia. Los dejamos enfriar. No es necesario que se hagan del todo porque al rellenarlos se nos romperían. Cogemos del tallo y haciendo una leve presión hacia dentro y fuera, quitamos las pepitas y les dejamos la entrada suficiente para poder rellenar. No los pelamos ya que podrían abrirse y la piel es muy fina.
Rellenamos cada pimiento con la preparación anterior, empujando poco a poco hasta el fondo con una cuchara y cerrando con la propia carne del pimiento la entrada. En una sartén con aceite de oliva y a fuego moderado, los freímos por todos los lados con mucho cuidado, empezando por su abertura y de pie, para sellarlos y que no se salga el relleno.


Música: El vals del adiós, de Bunbury y la contrabanda


miércoles, 22 de octubre de 2014

Ensalada de pulpo



Ingredientes:

Lechugas variadas (hoja de roble, iceberg, canónigos…)
1 pepino
10-12 Tomates cherry
¼ Manzana Granny Smith
3-4 champiñones
2 patas de pulpo ya cocido
Medio mango
Aliño: AOVE, vinagre balsámico de Módena, miel y sal
Gomasio

Preparación:

Colocamos en la base las lechugas variadas con una pizca de sal. Cortamos la manzana en tiras finas, los cherry por la mitad, el pulpo a rodajas, los champiñones laminados finos, del mango sacamos unas bolas, pelamos el pepino y lo cortamos en medias lunas.
En un biberón de cocina o en un recipiente donde podamos agitar, mezclamos los ingredientes del aliño. Si la miel está demasiado espesa, la calentamos unos segundos en el microondas. Lo vertemos por encima.
Salamos con el gomasio, que le da un sabor a sésamo excepcional.

Notas:

Los champiñones los tuve un rato macerando en vinagre de Jerez rebajado con agua y una pizca de sal. Escurrimos y secamos con papel absorbente.
Si no usáis las lechugas que vienen ya preparadas y listas para comer, es muy importante que uséis una centrifugadora de vegetales para escurrir el exceso de agua que les sobra al lavarlos bajo el grifo. Un poco de agua podría arruinar la ensalada.
Aliñad la ensalada en el último momento, justo antes de servirla.
Podéis sustituir el pulpo por langosta, gambas cocidas, surimi, etc.


lunes, 13 de octubre de 2014

Caracolas de sobrasada con miel y queso




Este es un aperitivo bueno, fácil de hacer y que requiere muy pocos ingredientes. ¿Habéis probado la mezcla de sobrasada con miel?

Ingredientes:

1 Lámina de hojaldre, mejor si es rectangular
Sobrasada
Queso fundente
Miel
1 huevo batido
Semillas de sésamo y amapola

Preparación:

Desdoblamos la lámina de hojaldre sobre su propio papel de envoltorio.
Extendemos la sobrasada por todo el hojaldre, regamos con unos hilos de miel y colocamos las lonchas de queso sobre toda la superficie, sin que se solapen. Desde uno de los extremos más largos del hojaldre, enrollamos haciendo un rulo y ayudándonos del papel hasta el otro extremo, apretando ligeramente. Envolvemos el rulo en su papel y lo dejamos enfriar en el frigorífico durante una hora aproximadamente.
Sacamos de la nevera, lo pincelamos con el huevo batido y espolvoreamos las semillas por encima.
Con un cuchillo de buen filo, cortamos las caracolas del mismo tamaño aproximadamente y las colocamos sobre papel de horno tumbadas y ligeramente separadas unas de otras.
Con el horno precalentado a 200º, en posición intermedia y con calor arriba y abajo, introducimos nuestros rollitos y los horneamos durante unos 22 minutos o hasta que veamos que empiezan a dorarse y que el queso empieza a asomar.
Sacamos del horno y las dejamos enfriar sobre una rejilla o sobre la encimera de la cocina.

Notas:

Es muy importante no abrir el horno durante su cocción, pues el hojaldre tiende a bajar. Cuanto mejores sean la sobrasada y el queso que usemos, más ricas estarán.
Al día siguiente y aunque hayan perdido un poco su textura crujiente estarán igualmente buenas. Resultan un aperitivo o merienda exquisitos. Es una receta que podéis hacerla con vuestros niños… ¡les encantará lo de extender y espolvorear!


sábado, 11 de octubre de 2014

Albóndigas con huevo de codorniz sobre salsa de morrones



Ingredientes para 12 albóndigas:

380 g. de carne picada mixta
1 huevo
1 pizca de jengibre
1 pizca de ajo en polvo
1 pizca de canela en polvo
1 pizca de curry
1 pizca de perejil
1 pizca de pimienta molida
¼ de limón exprimido
2 c/p de tahine
Miga de pan remojada en leche
12 huevos de codorniz
sal
1 c/s de AOVE



Para rebozar y freír:

harina, 1 huevo batido, agua, pan rallado y AOVE

Para la salsa de pimiento:

1 diente de ajo sin el germen
1 pimiento morrón
½ cebolla blanca pequeña
1 patata pequeña
Caldo de verduras o agua
Sal, pimienta molida y AOVE
Nata de cocina

Preparación:

Hervimos los huevos de codorniz durante 4 minutos aproximadamente y los enfriamos bajo el chorro de agua fría. Pelamos y reservamos.
Para la masa de las albóndigas, mezclamos todos los ingredientes en crudo en un bol y la dejamos reposar tapada en contacto con papel film en el frigorífico, durante unas horas para que se integren todos los sabores.

En la palma de la mano colocamos como una cucharada sopera de carne y encima y centrado el huevo de codorniz. Lo tapamos con la carne que tenemos en la mano, dándole forma de bola. Así con cada uno de los huevos de codorniz.

Rebozamos cada albóndiga por harina, huevo batido con unas gotas de agua y pan rallado. Las freímos en abundante aceite de oliva dándoles la vuelta por todos los lados para que se doren por igual.

Para elaborar la salsa de pimientos sofreímos durante un minuto el ajo y agregamos el pimiento, la cebolla y la patata, cortados, salpimentamos y cuando hierva fuerte, añadimos el caldo de verduras o, en su defecto, agua, de manera que cubra las verduras. Bajamos el fuego y tapamos durante unos 20 minutos o hasta que veamos que el líquido prácticamente ha desaparecido y las verduras están cocidas. Las pasamos a un vaso adecuado, agregamos unas cucharadas de nata y trituramos con la batidora, obteniendo una salsa cremosa.

Notas:

La carne podéis adobarla con los ingredientes y especias que más os gusten, la variedad de maneras de preparar la carne picada es infinita. Lo que no puede faltar nunca es la miga de pan remojada en leche o también quedan muy jugosas con alguna verdura tipo el calabacín rallado que no les da ningún sabor extra pero mejoran su textura considerablemente.