domingo, 31 de agosto de 2014

Trenza de jamón york y queso


Los ingredientes son lo común de esta receta. Lo que la hace distinta es la forma que damos a la envoltura, que le da una presentación muy bonita y elegante. 
 

Ingredientes:
3-4 lonchas de jamón dulce
3-4 lonchas de queso que funda (tipo havarti)
1 lámina de hojaldre
1 huevo
Semillas de sésamo, amapola…


Preparación:
Desdoblamos la lámina de hojaldre y la dividimos sin cortar en 3 partes iguales. En la zona central colocamos, sin que se solapen demasiado, las lonchas de jamón y encima las de queso.
Con el hojaldre de los lados, haremos tiras de aproximadamente 1 cm, paralelas y un poco inclinadas, más o menos que queden a la misma altura las de un lado y las del otro.
Iremos cogiendo una tira de cada lado, alternativamente y las cruzaremos en el centro.
Batimos el huevo y pincelamos toda la superficie con él. Por último, espolvoreamos por encima las semillas de sésamo.
Introducimos en el horno, previamente precalentado a 200º a la altura intermedia con calor arriba y abajo y horneamos a esa temperatura durante 20-25 minutos o hasta que veamos que la superficie está dorada.


Notas:
Esta misma presentación se puede hacer dulce, rellenando por ejemplo con nocilla o con lo que se nos ocurra. Por encima del huevo espolvorearemos gran cantidad de azúcar para que se caramelice la superficie y almendra laminada.
Es muy importante no abrir el horno durante la cocción, debido a que el hojaldre baja de volumen.




lunes, 25 de agosto de 2014

Croquetas de quinoa

La quinoa es un pseudocereal muy nutritivo, con alto contenido en fibra, fácil de digerir y válido como reemplazo de la carne. Se puede encontrar en herboristerías y tiendas especializadas.

Ingredientes para unas 20 unidades:

100 g de quinoa
60 g de frutos secos (nueces, avellanas, pistachos…)
4-5 champiñones
200 ml de leche de coco  más 100 ml de agua
Bechamel
Para rebozar: harina, huevo, pan rallado y sésamo

Preparación:

Enjuagamos bien la quinoa en un colador, es muy importante lavarla bien. La cocemos en la leche de coco y cuando comience a hervir, contamos unos 15 minutos a fuego lento hasta que el líquido se evapore por completo y el grano doble aproximadamente su tamaño.
Le añadimos los frutos secos bien picaditos a cuchillo. Picamos finamente los champiñones, los rehogamos y añadimos también a la quinoa.
Preparamos una bechamel espesa, integramos lo anterior y dejamos enfriar unas horas.
Damos forma a las croquetas pasándolas por harina, huevo y la mezcla de pan rallado y sésamo. Freímos en aceite caliente a unos 180º.

Receta ganadora del 2º premio en el Concurso de recetas sanas, patrocinado por el Supermercado Ecológico Supersano de Valencia, con la iniciativa del periódico Levante EMV. Julio 2014.

Música: Saltan chispas, de Rozalén

viernes, 22 de agosto de 2014

Quiche de carne


Ingredientes:

Pasta quebrada

250 g harina de repostería
5 g de sal
125 g de mantequilla
1 huevo
2 c/s de agua helada





Relleno:

300 g de carne picada mixta
1 puerro
1 diente de ajo sin el germen
1 berenjena pequeña
3 tomates maduros
1 c/p de sal
1c/p de azúcar moreno
1 pizca de pimienta molida
1 pizca de nuez moscada
1 c/p de tahini o tahín
200 ml de nata
3 huevos
queso rallado
tomates cherry para decorar
aceite de oliva

Preparación:

Sofreímos el puerro y el ajo todo bien picadito en aceite. Añadimos la carne picada, rehogamos y echamos la berenjena cortada en dados. Removemos y añadimos los tomates muy picaditos, la sal, el azúcar y la pimienta. Mantenemos unos minutos a fuego fuerte y bajamos hasta hacerse por completo la mezcla. Reservamos hasta que se enfríe.

Para hacer la masa quebrada hacemos un volcán con la harina. Echamos la sal, la mantequilla atemperada, el huevo y vamos amasando integrando los ingredientes. Añadimos el agua helada y le vamos dando forma redonda pero sin amasar ya demasiado. La envolvemos en papel film y la reservamos en el frigorífico durante unas horas.
Cuando sacamos la masa de la nevera, deberemos esperar unos minutos para que se ablande un poco. La colocamos sobre papel de horno y con un rodillo y un poco de harina por encima, la vamos estirando, dándole la forma de nuestro molde. Podremos, o bien engrasar el molde con mantequilla y poner la masa directamente sobre él o adaptarla al molde con el papel. Pincelamos la superficie con el huevo batido y la pinchamos con un tenedor.
Batimos los huevos con la nata y las especias y lo mezclamos con el relleno de la quiche. Integramos la mezcla y vertemos sobre la masa. Espolvoreamos queso rallado por encima y colocamos unos tomatitos cherry. Horneamos a 180º con calor arriba y abajo durante unos 45 minutos o cuando la masa esté dorada.

Notas: 

Cuanto mayor sea la calidad de la mantequilla que usemos, más buena estará la quiche. Es una masa que se puede incluso congelar. Tiene un sabor a mantequilla potente y sale crujiente y hojaldrada. También es muy apropiada para tartas dulces, como la famosa tarta de queso.

c/p: cucharada de postre
c/s: cucharada sopera







jueves, 21 de agosto de 2014

Paté de atún y aguacate


Ingredientes:

1 aguacate en su punto
1 lata de atún en aceite de oliva
1 pizca de pimienta
1 pizca de sal
½ limón exprimido
1 c/p de alcaparras (u otro encurtido en vinagre)

Preparación:

Ponemos en el vaso de la batidora todos los ingredientes y trituramos. Probamos el punto de sal y añadimos más de cualquier ingrediente dependiendo del sabor que queramos destacar o más nos guste.

Servimos con pan tostado, crackers o similar. Resulta un paté de sabor y textura suave, que se extiende fácilmente.

No se puede guardar para el día siguiente, pierde con las horas.




miércoles, 20 de agosto de 2014

Paccheri rellenos de espinacas y requesón


Ingredientes:

12 paccheri
200 g de espinacas
100 g de requesón, ricotta, quark, mató o similar
un puñadito de piñones
7-8 dátiles
1 diente de ajo sin el germen
1 tomate maduro
1 c/c de hierbas provenzales
sal y pimienta
2 c/p de aceite de oliva

Preparación:

Hervimos la pasta en agua hirviendo y sal. Lo haremos en tres o cuatro veces, dependiendo de las unidades de paccheri que vayamos a cocer, hirviéndolos de cuatro en cuatro y vigilando que los paccheri no se peguen entre ellos o a la base de la cacerola. Cuando veamos que están en su punto (es mejor dejarlos al dente para que no se rompan al rellenar) los sacamos, escurriéndoles el exceso de agua y colocándolos de pie en un plato llano.

Salteamos los piñones y los dátiles a trocitos, junto a un diente de ajo bien picadito. Incorporamos las espinacas y las salteamos unos minutos. Agregamos el queso y damos unas vueltas para que se integren todos los sabores. Dejamos templar.

Rallamos el tomate y lo aliñamos con sal, pimienta recién molida, las hierbas provenzales y un buen aceite de oliva.

Rellenamos los paccheri con la mezcla reservada, ayudándonos con una cuchara de café y empujando hasta la base.






martes, 19 de agosto de 2014

Conejo aromático al horno


Ingredientes:

1 conejo cortado en trozos pequeños
2 zanahorias
1 cebolla
1 pimiento italiano
pimienta molida
curry
hierbas provenzales
jengibre
3 dientes de ajo sin el germen
zumo de medio limón
cáscara del limón, sin llegar a la parte blanca
100 ml de vino blanco
1 ramita de romero
1 hoja de laurel
sal
aceite de oliva

Preparación:

Ponemos a macerar la víspera, el conejo troceado y salpimentado, con todas las verduras cortadas en juliana, las especias, el ajo, las hierbas aromáticas, el vino, el limón y el aceite. Damos unas vueltas, tapamos y reservamos en la nevera hasta el día siguiente.

Colocamos el conejo sobre una bandeja. Horneamos a 180º con calor arriba y abajo durante 45-60 minutos. Durante la cocción, añadimos agua con un poco de sal si vemos que se queda seco y le damos unas vueltas de vez en cuando para que se haga por igual.




lunes, 18 de agosto de 2014

Burritos de pollo


Ingredientes para 4 personas:

8 tortillas de trigo
sazonador, incluido en el paquete de tortillas o se puede comprar aparte
salsa, también incluida o se puede comprar aparte (normalmente es picante)
1 pimiento rojo
1 cebolla tierna
1 berenjena
1 zanahoria
2 pechugas de pollo
sal, pimienta molida, jengibre molido
salsa de soja
aceite de oliva

Preparación:

Cortamos las verduras en bastoncitos y las sofreímos añadiendo una pizca de sal, pimienta, jengibre, soja y un poco del sazonador. Cuando las veamos al dente, retiramos del fuego y reservamos.
En el mismo aceite -añadimos un poco si hace falta- rehogamos las pechugas salpimentadas y fileteadas a tiras, con un pizca más de sazonador.
En una sartén o plancha sin aceite, calentamos unos segundos las tortitas por ambos lados y las mantenemos calientes envolviéndolas con un paño de cocina fino.
Ya solo quedará rellenar cada tortita con las tiras de carne, las verduras y unas cucharaditas de la salsa, a nuestro gusto.

Notas:

Para darles un toque más mexicano, podríamos sustituir la pechuga por carne de ternera y añadirles también unos frijoles ya cocidos.

Para sofreír, los woks son el mejor tipo de sartén, pues necesitan muy poco aceite.

Si la salsa que venden en el kit la encontráis demasiado picante, podéis sustituirla por ésta más suave: mezclamos un yogur griego con unos trocitos de pepino (se puede rallar), ajo y cebolleta picaditos, pimienta molida, sal, aceite de oliva virgen extra y unas gotas de zumo de limón.


Música: ¿Hay alguien ahí?, de Pez Mago

domingo, 17 de agosto de 2014

Pollo al ajillo con pisto


Ingredientes:

1 pollo
4-5 dientes de ajo
500 ml de caldo de pollo
sal, pimienta molida
aceite de oliva, agua
1 guindilla
1/4 de vaso de licor de naranja
1 lámina de masa brick

Para el pisto, ingredientes:

1 pimiento rojo grande
1 pimiento verde italiano
2 tomates grandes maduros
3 dientes de ajo
1 berenjena
1 cebolla
sal
aceite de oliva
1 pizca de canela
1 c/p de orégano
1 pizca de pimentón dulce
1 c/p y media de sal
1 c/p de azúcar moreno


Preparación:

Cortamos el pollo en trozos pequeños. Salpimentamos. Sofreímos unos dientes de ajo cortados en láminas quitándoles el germen y añadimos el pollo, dándole varias vueltas hasta que cambie de color por todos los lados. Si nos gusta el picante, añadimos una guindilla (si le quitamos su interior picará menos). A fuego fuerte, echamos el licor (yo utilicé un licor casero hecho con naranjas de nuestro huerto y aguardiente) y dejamos que se evapore el alcohol. Vertemos el caldo por encima del pollo hasta cubrirlo por completo. Dejamos tapado a fuego lento. Reducimos hasta que el caldo se evapora por completo y nos queda solo el pollo rustiéndose en el aceite. 

Para hacer el pisto, cortamos las verduras en dados. Sofreímos en el aceite, y por este orden, los pimientos, la cebolla, la berenjena y los tomates. Les espolvoreamos la sal, el azúcar y el resto de especias, todas opcionales. Damos unas vueltas y cuando hierva fuerte, bajamos el fuego y mantenemos tapadas a fuego lento mientras se van haciendo. Si el tomate suelta mucha agua, las tendremos destapadas para que se evapore el líquido.

Para hacer la forma circular que envuelve a las verduras, utilicé un molde de emplatar de aluminio redondo. Con la lámina de masa brick corté una tira del mismo ancho que el molde y la adherí a él pincelándolo con aceite de oliva. Horneé la tira a 180º durante aproximadamente 10 minutos. ¡Mucho cuidado porque se quema enseguida!. Cuando se enfría se desmolda fácilmente ya que se despega sola.

Música: Eternamente, de Depedro

sábado, 16 de agosto de 2014

Coca de escalivada


Ingredientes:
1 berenjena
1pimiento rojo grande
1lata de anchoas
1 lata de atún
aceitunas negras con hueso
piñones
aceite de oliva

Para la masa:
100 ml de aceite de girasol
100 ml de cerveza
1 c/p de sal
harina (la que admita la masa, aprox. 300 g)


Preparación:

Asamos en el horno la berenjena y el pimiento. Los dejamos enfriar para poder quitarles mejor la piel y los cortamos en tiras.

Para elaborar la masa, mezclamos los ingredientes líquidos, la sal y añadimos la harina a la vez que vamos removiendo con una cuchara de palo, hasta que la masa se vaya despegando de las paredes del recipiente y la podamos amasar sin que se nos quede pegada a las manos. Trabajamos la masa estirando y encogiendo y dándole golpes contra la encimera. Esto permite que cuando extendamos la masa, no se acurruque.
Una vez la hemos trabajado, ponemos un papel de horno y vamos extendiendo la masa hacia los bordes.

Repartimos por encima las verduras, el atún desmigado y escurrido de aceite, las anchoas, un puñadito de piñones y las aceitunas negras para decorar. Regamos con un chorro de aceite de oliva.
Precalentamos el horno a 200 ºC con calor arriba y abajo y, en posición intermedia, horneamos la coca durante unos 30-40 minutos o hasta que veamos que los bordes comienzan a dorarse.

Notas:

Con las cantidades indicadas, tendremos masa suficiente para extenderla sobre toda la bandeja del horno, llegando hasta los bordes. También podemos añadir a la masa cuando pongamos la sal, una cucharadita de pimentón dulce. Le da un sabor y color diferentes.


Para que quede más bonita, podemos ir alternando las tiras de berenjena y pimiento.
Yo la tuve horneando por abajo solo, durante 10 minutos para que la masa se tostara más.

sábado, 9 de agosto de 2014

Croquetas de jamón y setas


Ingredientes:

1/2 cebolla
50 g de mantequilla
2/3 bolsa de setas  de temporada (o en su defecto, congeladas)
40 g de jamón
500 ml de leche entera
60 g de harina
1 cucharadita de sal
Pimienta recién molida
2 huevos
pan rallado

Sofreímos la cebolla picada finamente en la mantequilla. Cuando esté transparente, añadimos las setas y las dejamos confitar durante unos 15 minutos. Salpimentamos e incorporamos el jamón cortado a taquitos. Pasado este tiempo, añadimos la harina y la cocinamos bien en la mantequilla. Una vez tostada, vamos echando la leche caliente y removemos al mismo tiempo. Sacamos del fuego y pasamos por la batidora. No hace falta que lo dejemos puré, es agradable también encontrarte algún trocito de jamón o seta cuando las comes. Volvemos a incorporar la mezcla al fuego y mantenemos cocinando lentamente durante unos 15 minutos más.

Vertemos la masa en una bandeja plana. Cuando la masa empiece a enfriar, la taparemos con papel film, bien adherido a la misma sin dejar huecos y dejaremos reposar en la nevera durante unas horas o, mejor, de un día para otro.

Espolvoreamos la superficie de trabajo con harina, vamos echando porciones de la masa, más o menos iguales y les damos forma. Las pasamos por el huevo batido y el pan rallado, por este orden y freímos en freidora o en abundante aceite caliente (temperatura adecuada para los fritos 180º, o lo que es lo mismo, cuando la miga de pan burbujea con alegría), controlando y dando vueltas para que no se quemen.

NOTAS:

También podemos utilizar para rebozarlas panko, que es un pan japonés de venta en tiendas de alimentación especializadas, cuya textura es más gruesa que la del pan rallado común y con el que quedan muy crujientes los rebozados.

Las podéis congelar y freír directamente al sacarlas del congelador, sin necesidad de esperar. Están buenísimas como el primer día. Yo las puse en recipientes herméticos, alineadas y sin amontonar, así saco cada vez las unidades que voy a consumir.

El color del interior de la croqueta depende de la variedad de seta que usemos.

Espero que os animéis a hacerlas, aunque no os voy a engañar: ésta es de esas recetas que dan trabajo, así que si no estás acostumbrado a pasar más rato en la cocina que el necesario para comer o estás pensando en lanzarte al mundo de la gastro, no empieces por ésta… ¡me odiarías toda tu vida!

Música: Enjoy the Silence, de Depeche Mode


viernes, 8 de agosto de 2014

Crepes



Vamos a necesitar los siguientes utensilios e ingredientes:

una sartén antiadherente
dos espátulas de madera
una batidora

250 ml de leche
2 huevos
15 g de azúcar
1 pizca de sal
100 g de harina
40 g de mantequilla fundida
1 chorrito de calvados, licor, brandy...
mantequilla para engrasar la sartén

Mezclamos todos los ingredientes con la batidora hasta que la masa quede lisa, sin grumos. Si la hacemos con tiempo, la dejaremos reposar en la nevera durante una hora aproximadamente. Al sacarla, removeremos bien.

En una sartén antiadherente, echamos un poco de mantequilla y cuando se funda, vertemos un cucharón de la masa, ladeando la sartén en todas las direcciones de modo que la masa se extienda por todo el fondo. Normalmente la primera crepe la desechamos. Subimos un poco el fuego y cuando los bordes comiencen a dorarse, damos la vuelta con a la tortita ayudándonos con la espátula.

Cada 2 o 3 crepes volveremos a engrasar la sartén con mantequilla para evitar que se peguen.

Notas:
 
A medida que vayamos haciendo, veremos si llenamos el cucharón entero o no, pues lo que pretendemos es que nos queden muy finas. Las mantendremos calientes una encima de otra y tapándolas con un trapo de algodón.
Podemos acabar toda la masa (salen aproximadamente entre 12 y 14 si no son muy grandes) o dejarla tapada en el frigorífico, para el día siguiente hacer el resto. Si nos sobran hechos, los taparemos con papel film en contacto y volverán a adquirir elasticidad calentándolas unos segundos en el microondas.
Las podemos rellenar de lo que más nos guste: de jamón dulce y queso, de paté, de sobrasada, vegetales... y dulces, con crema de cacao, helado, chocolate fundido, dulce de leche, miel, frutas, azúcar, etc.

La manera de envolver la crepe una vez hemos introducido el relleno, es en forma de triángulo o en rulo. Si el relleno es caliente, podemos meterla unos segundos en el microondas y darle un golpe de calor.


Música: Always, de Bon Jovi


jueves, 7 de agosto de 2014

Tarta de leche merengada

Esta es una tarta veraniega, fresquita, muy fina y con todo el sabor característico del helado de leche merengada. Su cremosidad, junto a la textura crujiente de la galleta, es una combinación de sabores similar a la de un “pipo” de leche merengada.

Ingredientes:

130 ml de leche
1/2 rama de canela
la corteza de medio limón (bien lavado y sin llegar a la parte blanca)
20 g de azúcar
3 hojas de gelatina neutra
150 ml de leche condensada
2 claras de huevo
300 ml de nata para montar
8 galletas (yo prefiero Digestive o Lotus)
50 g de mantequilla
canela y cacao en polvo para decorar





Preparación:

Hervimos la leche junto a la canela, el limón y el azúcar. Ponemos en agua fría y de una en una, las hojas de gelatina, escurrimos y añadimos a la leche, aún caliente, removiendo bien para que se deshaga completamente la gelatina. A continuación, vertemos la leche condensada y seguimos integrando.

Montamos las claras a punto de nieve (esto es, hacemos un merengue. Un consejo que nunca falla para que suba el merengue, es meter las claras unos 20 minutos en el congelador). Añadimos el merengue a la masa con movimientos envolventes para que no pierda aire. Montamos la nata (también refrigerada). Y la añadimos también de la misma manera que el merengue.

Trituramos las galletas con una cucharada de postre de canela molida. La mantequilla la fundimos unos segundos en el micro y mezclamos con la galleta. Si vemos que queda muy seca, añadimos más mantequilla o incluso un poco de leche fría.

Montaje de la tarta:

Con la galleta cubrimos toda la base del molde (estas cantidades son para un molde de unos 20 cm como máximo. Si el vuestro es más grande, aumentad las cantidades de todo de manera proporcional). Metemos una media hora en el frigorífico para que se endurezca la galleta. Transcurrido este tiempo, vertemos con suavidad la masa y la dejamos reposar en nevera mínimo 4 horas. En el momento de desmoldar, espolvoreamos canela y cacao en polvo mezclados, para decorar.

Notas:

Es una tarta que requiere su tiempo debido al proceso doble de montar claras y montar nata, el reposo de la base y finalmente, su degustación pasadas unas cuantas horas. Yo aconsejo hacerla de un día para otro y mantenerla muy fría hasta el momento de servirla.

Si os sobra, podéis cortar raciones individuales y congelarlas en un tupper hermético. Después, solo tendréis que sacar las porciones que vayáis a consumir y en cinco minutos de reposo fuera del congelador, habrá adquirido la textura adecuada, esta vez, más parecida a un helado.





Música: All of me, de John Legend